sábado, 5 de septiembre de 2009

Lucha contra el exceso de alcohol

El gobierno de la Provincia esta impulsando la medida de controlar a los boliches y a pub por el consunmo de alcohol en los jovenes, medida que fue apoyada por el gobierno de la ciudad de Buenos Aires.
Pero la solucion no es cerrar las discotecas a una hora determinada pues se pueden juntar los chicos en un pub o bar, comprar bebidas alcoholicas a los deliverys en la casas, otras formas de conseguir cervezas, vino es comprar en kioskos que estan abiertos durante toda la noche, o bien la otra medida es comprar en los supermecados alcohol (algunos ya los venden frios).
Ya los dueños de los boliches estan pensando como seguir ganando plata, algunos venderan hasta esa hora, otros cerraran las puertas de ingresos pero los que quedan adentro pueden seguir consumiendo alcohol.
Esta medida es insuficiente porque los chicos seguiran tomando, talvez sea mas efectivo alentar el no consumo con campañasy a lo mejor con premios, que hagan recapacitar a los chicos, seria bueno poner carteles de advertencia en las barras junto en las listas de precios, como en los cigarrillos esta la leyenda “el fumar es perjudicial para la salud” o en las casas de loteria hay un cartel que indica “que el jugar se puede volver una enfermedad. En las barras el cartel diria, “Bebe con moderacion” o “si tomas poco es porque sos inteligente”.
El asunto de beber no solo es de la noche. Durante el dia tambien se puede tomar y con excesos
Uno de los lugar donde se vende alcohol es en la via publica durante el dia, porque en los supermecados venden las bebidas frias, uno de esos casos los podemos apreciar a lo largo de las avenidas pues es comun encontrar grupo de chicos tomando cervezas y con el agrabante que ellos manejan motos (cadetes, mensajerias) que al terminar su jornada se encuentran, toman y luego se van a sus casa conduciendo motos (algunos van viven en la provincia) y otros hacen trabajos como delibery en pizzerias, heladerias o de comidas. ¿Nadie controla a esos locales?.

DIEGO LIZARDO

No hay comentarios:

Publicar un comentario