domingo, 20 de diciembre de 2009

BANFIELD CAMPEON 2009

Por fin puedo gritar Banfield CAMPEON de Primera División, El titulo que se nos negó en 1951, ahora es realidad. A los 113 años de vida.
Mientras veo dar la vuelta olímpica empiezo a recordar el día que mi papa me llevó a la cancha de Banfield, no me acuerdo fecha (día, mes, año) ni que campeonato (aunque creo que era el ascenso) era, pero me acuerdo de cuando entre y vi esa tribuna llena de banderas verdes y blancas, y la gente gritando y cantando, y ver ese campo de juego fue asombroso para mi, creo que tenia siete u ocho años.
Me acuerdo que el rival era Atlanta y el resultado fue 0 a 0, y el técnico era Hector Rodolfo “Bambino” Veira.
Ese espectáculo para alguien chico fue asombroso, he hizo que me sea adicto a ese fervor barrial.
Los años pasaron, empecé a vivir los ascensos con felicidad y lloraba con cada descenso. no cambie de club porque eso era traicionar al barrio a mis viejos. Toque el cielo con las manos cuando se le gano el ascenso de local ante Belgrano de Córdoba y yo fui testigo de ese partido porque como ese primer día fui con mi viejo, Iba a ver a Banfield ante los grandes, River, Boca, Independiente y Racing, y llore al año siguiente cuando se descendió, Pero volví a ser feliz al rea-nudarse el campeonato siguiente.
Y así año tras año, yo crecí y empeze a ir solo a la cancha, cuantos partidos, con Boca, River, y contra Lanus y contra Quilmes, empezar a ir a verlo a Banfield de visitante, en Lanus, Quilmes en Huracán.
Hasta que llego lo mas importante que un hincha de un club “chico” puede vivir, verlo jugar la copa americana mas importante, La Copa Libertadores de América, e ir a la sede a ver los partidos en pantalla gigante que se jugaban en México, Venezuela y en Perú, después con los colombianos, e ir a la cancha a verlo de local, y llego River y era los Cuartos de final, fue los mas legos que se llego, era un sueño ya no importo perder esa instancia porque ningún hincha de Banfield al empezar el Torneo continental podía asegurar.
A los dos años llego la segunda clasificación al torneo continental y a mi se me cumplió el sueño de verlo jugar fuera de mi País, Era acá nomas en Asunción, en Paraguay pero era en otro país el ver que en el Estadio Defensores del Chaco junto a la Bandera Nacional la de banfield, Banfield era igual a decir Argentina, fue emocionante, uno grita con mas ganas como si quisiera que sus gritos se escuchen en Argentina,
Esa experiencia es única y recomiendo que a todos los hinchas de los club chicos que tengan esa oportunidad no la desaprovechen y que la realicen
Y ahora esta alegría, después de 113 años ya somos campeones, por fin esa estrella que no se pudo conseguir en 1951 en esa final con Racing, se dio ahora.
Recuerdo ver jugar a Félix “el pampa” Orte, a Clide Diaz, a Wensel, Aquino, gritar los goles del Chueco Delfino, me acuerdo por supuesto al genial de José Luis Garrafa Sanchez, a Zanetti.
También me acuerdo de los tres ascensos que viví con fuerza, el que se le ganó a Belgrano de Córdoba, que ese partido estuve en la cancha, uno de los goleadores fue Miguel Robinsón Hernandez, casualidad, era uruguayo, luego vino el ascenso ante Colon de Santa Fe que se definió en Córdoba en un partido desempate, y que se gano por penales, en ese equipo estaba Puentedura, era dirigido por Babington (hoy presidente de Huracán). y por supuesto el ultimo, que se ganó en la cancha de Quilmes ante este con Garrafa Sanchez como estandarte, gatito Leeb, Forestello. Cuantos buenos momentos, pero este los supero holgadamente.
Para cerrar quiero agradecer a mi papa por haberme llevado a la cancha por primera vez y que mi vida cambio, y cierro con la frase de Víctor Hugo Morales al relatar el gol de Maradona a los ingleses: “...Gracias a Dios por el fútbol, por estas lágrimas..” y agrego: “...por este BANFIELD CAMPEON”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario