lunes, 19 de septiembre de 2011

CASO CANDELA: Destapa un problema legal.

El secuestro y asesinato de una niña de 11 años produjo un fuerte llamado de atención en las autoridades tanto de la provincia de Buenos Aires, el municipio, y por supuesto las nacionales con referencia a que tareas hay que realizar cuando una persona menor de edad se ausenta de su domicilio.


Hasta ahora, cuando un menor desaparece de su casa hay que esperar un tiempo de 48 horas, por si regresa por su propia cuenta y solo sea una fuga accidental, otro de los problemas que padecen los padres al ir a realizar la denuncia en la comisaria, es el maltrato por parte del personal policial, pues siempre lo toman de forma burlona y si el menor es un adolescente siempre les dicen que se fugo con un noviecito/a.

En esas primeras horas para la justicia es fuga de hogar y hace que no se pueda acivar la búsqueda por parte de las autoridades competitivas, con excepción que ya se haya realizado un comunicado de los secuestradores.

Este triste hecho hará que cambie la política judicial ante la desaparición de un menor, pues si durante las primeras horas comienza la búsqueda más rápido es la posibilidad de hallar al menor y poder atrapar a sus secuestradores. Mejor dicho la desaparición de un ser adulto pues también se pierde tiempo valioso las primeras horas.

Es decir, la manera de solucionar este drama, que uno vive cuando tiene un ser querido secuestrado, es cambiar la ley. Hacer que la policia y la justicia tome con seriedad cuando los padres van a pedir ayuda por la desaparición del menor. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario